Estudio histopatológico de algunas lesiones en camaleones

En los últimos años se ha incrementado de forma importante el interés por el mantenimiento de animales exóticos en cautividad en el sector de aficionados y mascotas. En el caso de los camaleones el nº de animales importados ha crecido exponencialmente, procediendo tanto de captura de ejemplares silvestres (WC) como de cría (CB) o recría (F1) en granjas al efecto. Desgraciadamente y con demasiada frecuencia las condiciones de estabulación, embarque y transporte no son en absoluto adecuadas, desencadenando la aparición de patologías e incluso la muerte de muchos ejemplares (Algunos datos sobre el mercado de camaleones, Junio.13).

Por otra parte, durante el mantenimiento en cautividad por parte de aficionados inexpertos o descuidados de muchos ejemplares, se desencadenan igualmente procesos patológicos íntimamente relacionados con deficientes condiciones de estabulación y/o de alimentación.

En cualquier caso y en ambas situaciones, estas deficientes condiciones de nutrición y estabulación conducen irremediablemente a la pérdida de la condición corporal de los animales y a la aparición de patologías, consecuencia de la inmunosupresión generada por el stress inducido sobre ellos. En muchos casos, la situación se complica con la irrupción de infestaciones parasitológicas importantes, que acaban produciendo inevitablemente la muerte de muchos ejemplares.

En un reciente trabajo se expone el estudio anatomo-patológico de 4 camaleones, 3 ejemplares de Ch.dilepis importados de Tanzania y 1 ejemplar de F.pardalis provenientes de un propietario particular, con objeto de profundizar en el conocimiento de la patogenia de algunas de las lesiones más comunes en este tipo de animales, producidas como consecuencia de condiciones extremas o descuidadas de estabulación, transporte y mantenimiento.

Patología Ch.dilepisLos resultados mostraron entre otras cuestiones un estado de emaciación (pérdida de más del 10% del peso corporal – masa muscular) generalizada en los 3 ejemplares importados, con edema en su pared intestinal y extravasamiento de fluido al espacio intercelular.

Esta situación es consecuencia de un estado nutricional deficitario agudo que resulta en una hipoproteinemia grave (disminución de la concentración sérica de proteínas) y una ausencia casi total de reservas adiposas, indicativo de un estado de anorexia y stress en estos animales, derivado de unas condiciones de estabulación deficitarias durante el proceso de exportación-importación de estos animales.

En el caso del ejemplar de F.pardalis estudiado, la necropsia desveló la presencia de restos de uratos en el riñón, con destrucción de nefronas e inflamación con probable fallo renal. El diagnóstico sugería el padecimiento de un proceso crónico de gota visceral, lo que unido a la marcada delgadez del animal, indicaba una anorexia extrema y una deshidratación generalizada, por un manejo inadecuado durante su mantenimiento.

Los casos descritos en el estudio afecto, confirman lo expuesto inicialmente respecto de las inadecuadas condiciones de estabulación, importación y mantenimiento de camaleones en cautividad. Por consiguiente, su importación desde países de origen así como su tenencia por parte de aficionados, exige a todos los implicados un conocimiento serio y profundo de sus necesidades fisiológicas básicas, tanto a nivel de estabulación como de alimentación e hidratación, así como el respeto y cumplimiento escrupuloso de normas, cupos de captura y condiciones de transporte por parte de los exportadores. Es importante además que los camaleones importados cumplan una adecuada cuarentena sanitaria y se sometan a control veterinario y desparasitación antes de su entrada en mercado.

Si no se cumple y garantiza de algún modo un bienestar mínimo para estos animales, no se puede consentir de ningún modo que continúe y prolifere esta actividad de comercio y mantenimiento en cautividad de camaleones en el que muchos de los animales sufren condiciones salvajes de stress (hacinamiento, desnutrición y/o deshidratación), tanto en origen como durante su importación o incluso en destino, que acaban finalmente en su patología severa y/o muerte.

 

Referencia

A %d blogueros les gusta esto: